Blogia
Bitácora PI

VIVIENDA Y PROPIEDAD: EL GRAN FRACASO SOCIALISTA

VIVIENDA Y PROPIEDAD: EL GRAN FRACASO SOCIALISTA

Adolfo MONCADA

   La vivienda fue uno de los grandes temas utilizados por José Luis Rodríguez Zapatero en los inicios de su andadura  como inquilino de la Moncloa. El buenismo del presidente creyó encontrar la gran solución en la creación de un Ministerio de la Vivienda, sin percatarse que copiaba a Francisco Franco. Al frente del mismo se colocó una ministra de cuota pero flanqueada por hombres (el 100% de los altos cargos). Los votantes socialistas, los votantes progresistas, los votantes de izquierda entendieron que la finalidad del mismo era hacer posible el, cada vez más difícil, acceso a la vivienda.

   Los fracasos y las decepciones han sido continuos. El planteamiento del, en otros aspectos, radical presidente nunca ha sido el de hacer posible la adquisición de la vivienda; su objetivo es invertir la tendencia y hacer de la vivienda de alquiler la primera opción. Una solución factible ya que, según sus técnicos, existe en España vivienda suficiente para ello. De ahí que la Ministra, el Presidente y una parte del grupo dirigente socialista trataran de difundir, sin mucho éxito, que lo progresista es el alquiler y no la propiedad. La creación de una Agencia Oficial de Alquiler ha servido, simplemente, para gastar partidas presupuestarias y dar algún que otro empleo. La gran aportación de la Ministra fue tratar de abaratar los pisos para jóvenes creando los famosos minipisos. La ariscada respuesta en las filas de las propias Juventudes Socialistas, los "nuevos rojos", acabó aparcando el proyecto.

 

   Una legislatura ha transcurrido y el gobierno no ha sido capaz de ofrecer ni una sola medida efectiva. Ante las críticas, sociales y mediáticas, ya que la oposición tampoco ha presentado una opción concreta, el gobierno y el ministerio han recurrido al argumento de que, hoy, la vivienda en vez de crecer en su precio al 17% lo hace al 6%. La realidad es que esta caída, que no es del precio sino del crecimiento del precio, es producto de la imposibilidad de una parte significativa del mercado para afrontar el coste de una vivienda, que ya no puede reducir más su espacio sin recibir el calificativo de zulo; lo que conduce a una limitación de la inversión especulativa a la que muchos españoles, en estos años, se han dedicado con especial ahínco. Por no hacer nada, el gobierno ni tan siquiera se ha atrevido a entrar en el descontrol en que se mueven los precios de la VPO, donde la picaresca, en expansión constante desde hace más de dos décadas, ha acabado desvirtuando su finalidad.

   Para afrontar las elecciones, José Luis Rodríguez Zapatero, buscó un cambio de cara, pero nada más. El rostro amable de la Promoción de Viviendas de Alquiler Socialista es Carmen Chacón. La oferta, el Plan de Vivienda presentado, in extremis, que ha provocado hasta las críticas de El País. Más que un plan es una chapuza. Se ha limitado ha reordenar todas las medidas puestas en marcha por el Ministerio. Realizado con premura, por el imperativo publicitario electoral, hasta ha reducido los beneficios y los posibles beneficiarios. El objetivo del mismo, conviene subrayarlo, no es hacer posible el acceso a la vivienda en propiedad; el objetivo es impulsar la opción del alquiler, para poder así mejorar las cifras en la próxima legislatura. Aunque el gobierno haya ignorado que este tipo de medidas siempre acaban incrementando los precios.

 

   El Plan de Promoción de Viviendas de Alquiler pergeñado por el gobierno es, más que otra cosa, el reconocimiento del fracaso político en este terreno. La constatación de que el socialismo se ve incapaz de racionalizar los precios para permitir que los españoles puedan acceder a la vivienda en propiedad. Algo en lo que, por otra parte, no parece poner mucho interés, porque el socialismo real siempre ha sentido alergia por la propiedad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres