Blogia
Bitácora PI

DESATEN LOS PERROS DE LA GUERRA

DESATEN LOS PERROS DE LA GUERRA

Carlos A. PEREYRA MELE

 

   En el mes de marzo del corriente año analizamos la escalada que venía realizando la "República Imperial", con relación a la República Islámica de Irán, y que dichas acciones se enmarcaban básicamente en su afán de mantener su hegemonía planetaria (1).

   El plan de guerra no se cumplimentó por tres razones, uno: por el desgaste del conflicto Iraquí, dos: el empantanamiento del aliado de USA en la región; Israel cuando no pudo derrotar a las milicias pro iraníes en el Líbano y tercero por una hábil diplomacia de Irán que logro cobertura diplomática con potencias regionales como son el caso de Rusia y China.

   Hoy este proyecto vuelve a ponerse en marcha pero en un marco más complicado para el hegemon, pero ello no significa que en su afán de conseguir los objetivos que se trazara realicen una huída hacia delante y para ello recurra al único elemento que todavía tiene y es la solución militar para tratar de mantenerse en su cenit.

 

   Lo que sí ya es de público conocimiento es que los  datos macroeconómicos de USA son preocupantes: desmesurado déficit por las guerras, crisis recurrentes en su sector financiero, caídas de la bolsa reincidentemente y quiebra de la burbuja inmobiliaria, la debilidad del dólar con relación a otras monedas, pone en duda su papel de moneda patrón para decirlo piadosamente y una Administración que cada vez tiene menos credibilidad en su propia población con una mayor resistencia ciudadana a las aventuras en el extranjero, y esto en su frente interno.

   Pero donde la debilidad es mayor es en su frente externo ya que la proyección de esa política diseñada por los neocons a través de la implementación y utilización del recurso militar, hasta la fecha no lograron estabilizar las regiones ocupadas y no saben cómo salir del pantanal en que por decisión propia se sumergieron, como son los casos de Afganistán e Irak; todo ello se volvió en contra del proyecto del siglo XXI: El siglo Americano

 

   Esto llevó a pensadores, tanques de ideas, intelectuales y políticos de EE.UU., a dar las voces de alerta por esta política ya que está en juego seriamente la posición de USA que se pretendió cuando se disolvió el Bloque Soviético, y ya lo expresamos en otro articulo: Que Ningún Estado es inmortal,  hoy sectores en USA ya se preguntan cómo administrarán su declinación al no alcanzar la hegemonía planetaria.

   Hoy podemos coincidir en que: "los grandes poderes terrestres asentados en Eurasia; Rusia, China e India, están en un excelente estado de crecimiento económico, de desarrollo tecnológico emergente y de creciente influencia política, los grandes poderes marítimos como Estados Unidos, La Unión Europea o Japón se encuentran en un proceso de propia identidad, de crisis doctrinales internas y de carencia de eficiencia resolutiva tanto política como estratégica." Ante lo expuesto, no debemos dejar de preocuparnos por esa idea de seguir adelante con los planes belicistas por las consecuencias concretas que esto desencadenaría, tanto regionales como planetarias.

   Tampoco nos equivocamos cuando hablamos que las guerras del siglo XXI serían por los recursos naturales, por ello coincidimos que la idea de agredir a Irán no es por el tema nuclear; todos los expertos hablan de que faltan varios años para que ese país logre el desarrollo para tener un artefacto bélico atómico. Es por petróleo.

   Lo reiteramos: la situación tiende al conflicto, porque básicamente este enfrentamiento es definitivo y decisivo a la hora de moldear un nuevo orden mundial. Por qué decimos esto, es porque está en juego el control geopolítico de Oriente Medio y el de la energía de la zona y porque otro aspecto geopolítico a tener en cuenta es que Irán está ubicado en una posición geográfica determinante para controlar el triangulo petrolero (Mar Negro-Mar Caspio-Golfo Pérsico).

   Reafirmamos lo que se conocía entre los expertos no serviles al pensamiento políticamente correcto: que las guerras de Afganistán e Irak fueron por el petróleo y el gas (con el falso argumento de luchar contra las armas de destrucción masivas y el terrorismo internacional)

 

   Hoy un miembro del poder financiero norteamericano, al cual no se lo puede tachar de ser un agente del terrorismo internacional o miembro del Eje del Mal expreso: el ex presidente de la Reserva Federal estadounidense Alan Greenspan, causó un revuelo con la edición de sus memorias, en las que asegura que "la guerra en Irak es en buena parte acerca del petróleo". "Reconozco lo que todos saben", dice. A confesión de parte relevo de prueba.

   Pero, lo expresábamos al principio del artículo, siguen adelante los planes belicistas, para tratar de consolidar el cada vez más lejano objetivo de la hegemonía. Y hoy lo hacen con la ayuda de los nuevos "atlantistas" que han ocupado el poder en Francia. El gobierno francés a través de su canciller, Bernard Kourchner, anunció en la televisión el domingo por la noche que Francia se debe preparar para una guerra con Irán. "Nosotros debemos estar preparados para lo peor y lo peor es la guerra", declaró el muy mediático y socialista Kourchner en la TV francesa, cuando todo el país miraba el partido de rugby de Francia con Namibia. Nadie en esos niveles de poder, hace declaraciones que no están concensuadas previamente, es evidente que se inicia una nueva escalada con la finalidad última de usar el remedio militar. Esto es grave ya que ahora Francia se suma al aliado incondicional de USA en Europa, el Reino Unido de la Gran Bretaña. Francia ha roto una tradición de política exterior independiente (2), cuya última demostración fue Jacques Chiraq cuando se opuso en el Consejo de Seguridad de la ONU a la Guerra de Irak. Ahora parece expedito el camino para aplicar sanciones a Irán y profundizar el enfrentamiento. Esto más que una fortaleza demuestra que Europa carece de posiciones estratégicas para resolver problemas políticos Internacionales.

 

   Esperemos que los planes de los belicistas no se puedan cumplir porque realmente el conflicto no será circunscrito a Irán sino a toda la región y no olvidemos que en definitiva este posible enfrentamiento militar afectará a los planes de Rusia y China que seguramente no se quedarán de brazos cruzados y, por último, recordemos que cuando se desatan los perros de la guerra el resultado siempre es incierto y peligroso ya que USA puede usar armas nucleares tácticas  y eso será un nuevo holocausto humano como las 1.200.000 vidas que se extinguieron en Irak desde la invasión norteamericana y sus aliados.

   Argentina debe ratificar y exigir en la próxima reunión de la ONU que los diferendos internacionales deben resolverse en el ámbito de la diplomacia y no en los campos de batalla. La tradición argentina de neutralidad y de buenos oficios debe ser la base de nuestra política exterior y no la de sumarse al coro de los belicistas.

 

 

   (1) Vientos de Guerra: http://www.rodolfowalsh.org/spip.php?article3002

   (2) El canciller francés habló de "guerra" con Irán y desató un escándalo diplomático http://www.clarin.com/diario/2007/09/18/elmundo/i-02501.htm

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

benito dominguez fernandez -

quiero haser un llamamiento a la conciensia de los poderosos, porque no utilisan sus poderes para dar fasilidades a los paises que quieren lebantarse y que no no los dejan,porque a este paso acabaran con la humanidad,con lo bonita que es.














Carlos Ramiro -

Discrepo que las guerras de agresión contra Afganistán o Iraq fueran sólo por petroleo. Son para mantener su megahegemonía mundial y porque el «Stablishmente» de Estados Unidos funciona como una bicicleta: se cae sino camina.
Como una mafia que sólo puede vivir a través de la extorsión, los Estados Unidos para sobrevivir como superpotencia necesitan desesperadamente seguir mangoneando y devorando recursos humanos y materiales allende sus fronteras, pero también contar con naciones-diana a los que agredir, machacar y dominar para demostrar que son justamente eso mismo: la única República Imperial a la que asiste el derecho "divino" de agredir, machacar y dominar en el planeta Tierra.
Si un vampiro muerde no es necesariamente porque disfrute morder y chupar sangre a las pobres víctimas, sino porque según su naturaleza necesita imperiosamente hacerlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres