Blogia
Bitácora PI

ENTRE LA INCOHERENCIA Y LA IGNORANCIA

ENTRE LA INCOHERENCIA Y LA IGNORANCIA

Francisco TORRES

 

   La incoherencia y la ignorancia suelen darse la mano, con excesiva y temible regularidad, en las páginas de nuestra prensa y en la palabra de nuestros opinantes. El chiste fácil, que a veces se vuelve contra lo que se pretende denunciar, también.

   Viene al caso recordarlo porque, a raíz de la delirante y peligrosa propuesta del BNG, secundada ardorosamente -cómo no- por la izquierda "ortodoxa" y socialista, de hacer cantar a los niños de Galicia un pretendido himno gallego preñado de odio, por no mencionar el racismo que el mismo implementa, Pachi e Idígoras, habituales autores del editorial-dibujo del diario EL MUNDO, que mantiene una línea contraria a estos experimentos nacionalistas, colocaban la imagen tópica de un gallego con la caricatura del responsable del desatino (camisa de cuadros, boina y pantalón negro) junto con otra que representaba a Francisco Franco. Rotulaban el dibujo con un fácil y escasamente inteligente: "¡Qué manía! ¡Otro gallego que obliga a cantar el himno nacional en la escuela!".

 

   Resulta evidente que el viejo y desfasado liberal-progresismo antifranquista ciega, una vez más, a los autores. Es necesario afirmar, y máxime hoy día, que rendir homenaje a la bandera española y entonar el Himno Nacional -rotulo con mayúscula intencionadamente- en las escuelas no es algo censurable. A la inversa es algo encomiable que sucede en muchos países, incluidos aquellos que tienen una organización federal. Esta práctica impregna de amor a la Patria, sirve para asentar los signos de identidad y, precisamente, vacuna contra el nacionalismo.

   Pachi e Idígoras, pero también el responsable de EL MUNDO, se han dejado llevar por ese "antifranquismo estructural" que guardan en el fondo de su corazón y éste les ha conducido a errar el tiro. La equivocación, además, ha quedado barnizada con la pátina de la ignorancia pues les ha llevado, insensatamente, a equiparar el invento gallego con el Himno Nacional, transformando el chiste fácil en una estúpida legitimación a la inversa, en un reconocimiento implícito de la razón nacionalista del BNG.

   El prejuicio antifranquista no es excusa para trazar una comparación inviable. Puede ser, sin embargo, que el diario EL MUNDO, nueva biblia de un sector de la derecha española, esté en contra, y está en su derecho, de que se rinda homenaje a la Bandera y se oiga el himno nacional en las escuelas, pero no puede cubrir esa opinión con la condena de algo que debería ser normal.

 

   Nota.- Ni tan siquiera el prejuicio se sostiene cuando se recurre al argumento fácil de la letra. La que entonces se entonaba, obra de José María Pemán, no tiene connotación de odio alguna; en sus estrofas sólo aparecen dos pequeñas concesiones al tiempo en que se hizo pero, por lo demás, es asumible por cualquier español.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Collin -

Me pregunto si además del himno gallego, ¿qué pensarían si les obligasen también a cantar otros como la internacional o el cara al sol?, por poner ejemplos.

La medida recuerda a otras épocas que parecían superadas de nuestra historia. La libertad era otra cosa. No metamos la política en los colegíos!.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres