Blogia
Bitácora PI

Cultura de la vida

POR EL LLANTO DE UNA NIÑA

POR EL LLANTO DE UNA NIÑA

Juan V. OLTRA

 

   Marieta lloraba desesperada en la soledad de su habitación. Intentaba ahogar sus sollozos con la almohada, no quería preocupar a sus padres; bastante tenían estos ya. Sus papás, Alberto y María, no le habían contado nada sobre la gravedad de su hermanito, el pequeño Alberto, pero Marieta, a sus ocho años, no era una niña tonta. Una noche descubrió a su madre llorando al lado de la cama de Albertito; otro vio caer una lágrima de los ojos de su padre, mientras lo abrazaba en el parque infantil... estaba claro que no habían querido decirle nada, pero que estaban asustados.

   Un día que Alberto tardaba al regresar del trabajo, aprovechando un descuido de su madre, entró en el despacho de papá y empezó a buscar. Cuando descubrió la carpeta que decía: "HOSPITAL ALBERTO" y empezó a leer, su pequeña alma se cuarteó. No entendía la mitad de las palabras que leía pero las pocas que conocía no le gustaban nada. Ahora comprendía por qué Albertito ya no jugaba como antes, por qué se cansaba pronto y le dolía el cuerpo. Y sobre todo, el porqué en su casa ahora se reía mucho menos.

   Por la cabeza de Marieta, en la cama, pasaban de forma apresurada estos últimos meses. Todo encajaba. Sus padres apuraban ahora todos los momentos para estar con ellos. Incluso habían hecho algo impensable para la rigidez de su padre en los temas referentes a la educación y los colegios: se los llevaron de viaje un par de días en los que tuvieron que faltar a las clases.

 

   ¿Pero ella qué podía hacer? Era sólo una niña. Daba vueltas, embozada en la cama, descubriendo en el claroscuro de su habitación matices que de día le pasaban desapercibidos. La tenue luz roja que las letras del despertador proyectaban en la pared daba un tono fantasmagórico a sus peluches. Giró la cabeza y se fijó en el despertador. 3:00 23/12.

 Y entonces tuvo la idea.

 

   Se aseguró de que la puerta estuviera cerrada, para que la luz no alarmara a sus padres, encendió la luz y empezó a escribir:

 

   "Queridos Reyes Magos: Sé que os escribo un poco tarde, pero creo que entenderéis el motivo y me perdonaréis.

   Os envié hace un par de semanas otra carta. Rompedla, no quiero nada de lo que ahí os pedí. No quiero nada para mí, sólo quiero que le traigáis una cosa a mi hermanito: salud.

   No quiero que mi hermanito se muera ni que le pase nada malo. Creo que mis papás no se lo merecen. Si hace falta quitadme a mí un poco de salud para dársela a él; por favor, hacedlo.

   Perdonad los borrones de la carta, y las manchas. No he podido evitar llorar mientras os escribía.

   Os quiere:

   María Ferrer Santos"

 

   Faltaban unas horas para que naciera el Niño Dios cuando Marieta tiró la carta al buzón. La abuela, que esa mañana de vacaciones de Navidad estaba con ellos, no entendía las prisas de su nieta pero, consentidora como pocas, la acompañaba.

 

   Marieta contaba los días. No pudo dormir prácticamente nada durante esas vacaciones. Y cuando sus papás, el día seis de enero, volvieron del hospital con Alberto en brazos y luciendo una sonrisa de oreja a oreja, aunque siempre había sido una niña muy reservada, no pudo evitar contestar a su madre cuando ésta le dijo "Ha sido un milagro". Marieta simplemente le replicó: "Sí, un milagro de Reyes"

   Mientras tanto, en el bar de la esquina, Juan tras la barra miraba con desconfianza a esos tres tipos que no hacían más que brindar por el Niño Dios. Como siguieran montando el espectáculo, tendría que echar a la calle con cajas destempladas a esos dos barbudos harapientos y al negro. No le gustaba la gente rara en su establecimiento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

VETO PRESIDENCIAL A LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO EN URUGUAY

VETO PRESIDENCIAL A LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO EN URUGUAY

TEXTO DEL VETO DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY, DR. TABARÉ RAMÓN VÁZQUEZ ROSAS, A LA LEY DE DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO
 
  

 Montevideo, 14 de noviembre de 2008
 
  

   Señor Presidente de la Asamblea General:
 
   El Poder Ejecutivo se dirige a ese Cuerpo en ejercicio de las facultades que le confiere el artículo 137 y siguientes de la Constitución de la República a los efectos de observar los Capítulos II, III y IV, artículos 7 a 20, del proyecto de ley por el que se establecen normas relacionadas con la salud sexual y reproductiva sancionado por el Poder Legislativo.
 
   Se observan en forma total por razones de constitucionalidad y conveniencia las citadas disposiciones por los fundamentos que se exponen a continuación.
 
   Hay consenso en que el aborto es un mal social que hay que evitar. Sin embargo, en los países en que se ha liberalizado el aborto, éstos han aumentado. En los Estados Unidos, en los primeros diez años, se triplicó, y la cifra se mantiene: la costumbre se instaló. Lo mismo sucedió en España.
 
   La legislación no puede desconocer la realidad de la existencia de vida humana en su etapa de gestación, tal como de manera evidente lo revela la ciencia. La biología ha evolucionado mucho. Descubrimientos revolucionarios, como la fecundación in vitro y el ADN con la secuenciación del genoma humano, dejan en evidencia que desde el momento de la concepción hay allí una vida humana nueva, un nuevo ser. Tanto es así que en los modernos sistemas jurídicos -incluido el nuestro- el ADN se ha transformado en la "prueba reina" para determinar la identidad de las personas, independientemente de su edad, incluso en hipótesis de devastación, o sea cuando prácticamente ya no queda nada del ser humano, aun luego de mucho tiempo.
 
   El verdadero grado de civilización de una nación se mide por cómo se protege a los más necesitados. Por eso se debe proteger más a los más débiles. Porque el criterio no es ya el valor del sujeto en función de los afectos que suscita en los demás, o de la utilidad que presta, sino el valor que resulta de su mera existencia.
 
   Esta ley afecta el orden constitucional (artículos 7º, 8º, 36º, 40º, 41º, 42º, 44º, 72º y 332º) y compromisos asumidos por nuestro país en tratados internacionales, entre otros el Pacto de San José de Costa Rica, aprobado por la Ley Nº 15.737 del 8 de marzo de 1985 y la Convención Sobre los Derechos del Niño aprobada por la Ley Nº 16.137 del 28 de setiembre de 1990.
 
   En efecto, disposiciones como el artículo 42 de nuestra Carta, que obliga expresamente a proteger a la maternidad, y el Pacto de San José de Costa Rica -convertido además en ley interna como manera de reafirmar su adhesión a la protección y vigencia de los derechos humanos- contiene disposiciones expresas, como su artículo 2º y su artículo 4º, que obligan a nuestro país a proteger la vida del ser humano desde su concepción. Además, le otorgan el estatus de persona.
 
   Si bien una ley puede ser derogada por otra ley, no sucede lo mismo con los tratados internacionales, que no pueden ser derogados por una ley interna posterior. Si Uruguay quiere seguir una línea jurídico-política diferente a la que establece la Convención Americana de Derechos Humanos, debería denunciar la mencionada Convención (Art. 78 de la referida Convención).
Por otra parte, al regular la objeción de conciencia de manera deficiente, el proyecto aprobado genera una fuente de discriminación injusta hacia aquellos médicos que entienden que su conciencia les impide realizar abortos, y tampoco permite ejercer la libertad de conciencia de quien cambia de opinión y decide no realizarlos más.
 
   Nuestra Constitución sólo reconoce desigualdades ante la ley cuando se fundan en los talentos y virtudes de las personas. Aquí, además, no se respeta la libertad de pensamiento de un ámbito por demás profundo e íntimo.
 
   Este texto también afecta la libertad de empresa y de asociación, cuando impone a instituciones médicas con estatutos aprobados según nuestra legislación, y que vienen funcionando desde hace más de cien años en algún caso, a realizar abortos, contrariando expresamente sus principios fundacionales.
 
   El proyecto, además, califica erróneamente y de manera forzada, contra el sentido común, el aborto como acto médico, desconociendo declaraciones internacionales como las de Helsinki y Tokyo, que han sido asumidas en el ámbito del Mercosur, que vienen siendo objeto de internalización expresa en nuestro país desde 1996 y que son reflejo de los principios de la medicina hipocrática que caracterizan al médico por actuar a favor de la vida y de la integridad física.
 
   De acuerdo a la idiosincrasia de nuestro pueblo, es más adecuado buscar una solución basada en la solidaridad que permita promocionar a la mujer y a su criatura, otorgándole la libertad de poder optar por otras vías y, de esta forma, salvar a los dos.
 
   Es menester atacar las verdaderas causas del aborto en nuestro país y que surgen de nuestra realidad socio-económica. Existe un gran número de mujeres, particularmente de los sectores más carenciados, que soportan la carga del hogar solas. Para ello, hay que rodear a la mujer desamparada de la indispensable protección solidaria, en vez de facilitarle el aborto.
 
   El Poder Ejecutivo saluda a ese Cuerpo con su mayor consideración,
   Dr. Tabaré Vázquez
   Presidente de la República

¿VIVIMOS EN UNA SOCIEDAD HOMOSEXUAL?

¿VIVIMOS EN UNA SOCIEDAD HOMOSEXUAL?

Antonio MARTÍNEZ

 

   El viraje es de los que hacen época: hasta no hace mucho, Occidente sentía horror ante la homosexualidad como vicio nefando, reflejando la condena bíblica contra la perversión de Sodoma y Gomorra. Sin embargo, desde la década de 1970, la sociedad occidental posmoderna siente una creciente fascinación por el universo homosexual. ¿Qué es lo que ha pasado? ¿Cómo ha sido posible, en un brevísimo lapso de tiempo, una metamorfosis tan radical?
 
   La explicación se encuentra en el plano de los valores y los principios. Durante siglos, la homosexualidad se consideró como un hecho extraño a la estructura objetiva de la realidad. El mundo se ajustaba a unas ciertas leyes metafísicas, antropológicas y morales. Y tales leyes componían el orden del universo, el dharma eterno de los hindúes, la ley natural de los medievales. Ahora bien: al menos desde Kant, la filosofía del Occidente moderno ha tendido históricamente a afirmar cada vez más la subjetividad del individuo y a negar la existencia de esas supuestas "leyes objetivas" de lo real. Esta es la raíz filosófica del individualismo moderno. Y la preferencia moderna por lo homosexual sería una consecuencia particular de la opción filosófica a favor del reinado del individuo: el sujeto occidental moderno, en nombre de la diosa Libertad, pasa a prevalecer sobre las leyes ontológicas que hasta entonces lo limitaban. Y una de ellas era la ley de la heterosexualidad.
 

Los tres mitos modernos de la homosexualidad
 

   Pero aún hay más. La homosexualidad ha pasado de la vergüenza al general aplauso, ante todo, porque se ha convertido en un mito en al menos tres sentidos dentro de la cultura contemporánea.
 
   En primer lugar, el homosexual es el gay, es decir, el individuo que ha recuperado el sentimiento de la vida como juego, diversión, carnaval, máscara, transgresión, fiesta, colorido y glorificación de lo sensorial. El heterosexual obedece el freudiano principio de realidad, contrae nupcias, se aparea, crea una familia y mantiene la estructura de la sociedad. El heterosexual es el hombre del deber, de la responsabilidad y, al final, del aburrimiento. En cambio, el homosexual conserva la envidiable independencia del adolescente y cultiva el sentido lúdico del sexo y de la vida. La Love Parade berlinesa y el desfile del Día del Orgullo Gay serían hoy los símbolos más difundidos de este sentimiento lúdico y desinhibido de la existencia.
 
   En segundo lugar, la cultura occidental del siglo XX ha identificado "homosexualidad" y "aristocracia espiritual". El heterosexual es el hombre material, "simple", atado a la tradición y a las convenciones sociales; y, desde luego, es menos interesante que el homosexual. El sujeto homosexual representa el "hombre complejo": el filósofo, el escritor, el artista, el metafísico, el melancólico, el solitario, el romántico, el rebelde, el heterodoxo, el genio. Aquel que ya no vive en el orden habitual del mundo, sino en los laberintos infinitos de su propia psique. Por esta razón se ha mitificado en el siglo XX a Leonardo da Vinci como "genio homosexual". Rimbaud, Proust, Foucault constituyen otros tres símbolos de la moderna mitología homosexual. La atracción homosexual del profesor Aschenbach hacia Tadzio, el efebo perfecto, en La muerte en Venecia, de Thomas Mann, expresa una profunda tendencia anímica del hombre occidental moderno en su etapa de decadencia -recordemos a Spengler, aún aprovechable-, del mismo modo que la bisexualidad del Demian de Hermann Hesse manifiesta la obsesión moderna por superar todos los antiguos tabúes antropológicos en pos de la suprema coincidentia oppositorum: ir más allá del bien y del mal, de lo masculino y lo femenino, de lo bello y lo feo, de lo verdadero y lo falso. En este mismo orden de ideas, y viniendo a la actualidad, el erudito Teabing, alto dirigente del Priorato de Sión en El Código da Vinci, constituye también, en su gélido aislamiento, una figura claramente homosexual.
 
   Finalmente, la homosexualidad simboliza -lo apuntábamos más arriba- el individualismo moderno. El homosexual es el habitante del loft urbano, el individuo que se reabsorbe en sí mismo, el que medita adoptando la postura del loto. En este sentido, la homosexualidad sería una manifestación particular del individualismo y el narcisismo contemporáneos. Por supuesto, ni todos los propietarios de lofts ni todos los adeptos a la meditación zen son homosexuales. Pero, metafísicamente, sintonizan con una cierta atmósfera homosexual. Lo mismo puede decirse, entre nosotros, de Babelia, el suplemento literario de El País, cuyo carácter homosexual resulta evidente, al igual que el de la cultura posmoderna en general.
 

Una revolución pendiente: de la cultura homosexual a la "cultura de la vida".
 

   Conclusión que extraemos de todo lo anterior: que la sociedad posmoderna, aunque sea mayoritariamente heterosexual (el mitológico 10% de homosexuales difundido desde Kinsey nunca ha existido: el porcentaje real oscila entre el 1% y el 2%), está ampliamente invadida por el ambiente homosexual dominante hoy en el mundo de la cultura y en los medios de comunicación. El individuo homosexual la fascina por las razones que ya hemos explicado: no es simplemente "la persona que siente atracción por el sexo propio", sino mucho más que eso. Se ha convertido en todo un mito: el homosexual es el hombre libre, el rebelde, el heterodoxo, el que se ha desvinculado del peso de la tradición y accede, así, a la esfera ingrávida y transparente del ángel demoníaco. En este sentido, el gnóstico y el cátaro, hoy tan apreciados, serían también arquetipos claramente afines a la metafísica de la homosexualidad.
 
   Una homosexualidad que, dentro de la cultura occidental, se acentúa como seña de identidad contemporánea a partir de de Mayo del 68: desde ese momento crítico, el espíritu de Andy Warhol se convierte en signo de los tiempos y comienza el reinado absoluto de la subjetividad. Mientras la burguesía europea iba al cine a contemplar los dúos y tríos lésbicos de Silvia Krystel en Emmanuelle, la izquierda posmoderna se convirtió por completo a la mística de la homosexualidad, hoy ampliamente asumida en el mundo de la cultura popular y universitaria. Y, en la medida en que tal cultura impregna hoy la sociedad occidental, podemos hablar legítimamente de que vivimos en una "sociedad homosexual". Gianni Vattimo -homosexual, como se sabe-, los hermanos Chapman -enfants terribles del arte británico- o la MTV serían algunas manifestaciones concretas, entre muchas otras, de esta atmósfera.
 
   Y, a partir de ahora, ¿qué? ¿Tal vez nos espera un futuro "cada vez más homosexual", es decir, cada vez más individualista y narcisista? Dentro de veinte años, ¿serán minoría los países del mundo que no reconozcan los matrimonios gays? ¿Será obligatorio estudiar en las escuelas a Barthes y Derrida, y leer los artículos de Vicente Verdú? ¿Empezará a considerarse como una anomalía moral y psicológica la orientación exclusivamente heterosexual? ¿Veremos imanes gays en las mezquitas de ese "Islam europeo y laico" que propugna El País? O, en todo caso, y prescindiendo de las anteriores ironías, ¿la vanguardia cultural de Occidente seguirá siendo entonces, como parece ser todavía hoy, abiertamente homosexual? ¿Se acentuará, en fin, aún más el tópico que identifica la heterosexualidad con el pasado, y la homosexualidad, con el futuro, con lo moderno y con la libertad?
 
   No necesariamente. El tópico y el engaño no pueden reinar indefinidamente. La ficción resulta ya manifiesta: la subjetividad homosexual, lejos de ser "más sensible" y "más interesante", termina en un callejón sin salida. La cultura homosexual contemporánea vive mirándose a sí misma en el espejo de su psique solipsista y termina haciéndose incapaz de cualquier auténtica creación, de cualquier auténtica relación luminosa con el mundo: he ahí los ejemplos del arte contemporáneo, del cine europeo, de la literatura posmoderna. La subjetividad homosexual se pierde en un laberinto sin centro y sin luz.
 
   La cultura del futuro sólo tiene una oportunidad para salir de su actual marasmo: redescubrir el universo del "afuera", la maravillosa objetividad del mundo y del ser. El hechizo narcisista que engendra el pathos homosexual ya ha durado demasiado tiempo. No soportamos ya más elegías alejandrinas ni languideces crepusculares. Necesitamos vida, luz, verdad, misterio. La objetividad de las cosas es la única fuente que enriquece realmente nuestra subjetividad. La sustitución del paradigma homosexual se ha convertido hoy en una inaplazable urgencia histórica. Una nuevo tipo de cultura clama por eclosionar. El día en que esto suceda, la homosexualidad seguirá existiendo como paradójico fenómeno humano -¡hay tantos!-. Pero ya no viviremos dentro de una cultura enclaustrada en sí misma, es decir, dentro de una cultura espiritualmente homosexual

UNICEF, OMS Y EL ABORTO: LAS PRUEBAS A TU ALCANCE

UNICEF, OMS Y EL ABORTO: LAS PRUEBAS A TU ALCANCE

Bitácora PI

 

Enlaces a los sitios oficiales de esas organizaciones donde ellos mismos lo confirman

      1º.- Completo manual de la OMS sobre práctica del aborto llamado "Aborto sin riesgos": métodos de aborto, instrumentación necesaria, etc. La guía no tiene desperdicio, incluye la negación de secuelas (pág. 43), cómo montar o mejorar un abortorio (56), cómo "derivar" a las embarazadas (66), incluso recomendaciones para combatir "barreras legales" (93).

   Además, es muy rica en eufemismos: el aborto es llamado "aborto sin riesgos"; los centros donde se practica son "servicios seguros"; quienes lo practican son "proveedores".

 

     2º.- Tanto en el buscador de la OMS (http://www.who.com/) como en el de UNICEF (http://www.unicef.com/), pueden encontrarse cientos de documentos propios donde el aborto es conceptuado como un derecho más de la mujer a su salud ("salud reproductiva").

 

     3º.- En el libro de la OMS "Implantación de la maternidad segura en los países", figura una relación del instrumental obstétrico recomendado (ver puntos 7 y 8), numerado por la propia organización, donde no faltan el aspirador y otros instrumentos necesarios para practicar abortos, como el decapitador Braun, el perforador craneal Simpson, etc.

 

     4º.- Un documento de UNICEF, la organización internacional que defiende la infancia, llamado "Salvando vidas de mujeres" donde figura el equipo médico EMOC (siglas de "cuidados obstétricos de emergencia"). En su página 91 podemos ver todo el instrumental necesario para practicar abortos, bajo los epígrafes de "equipos para craneotomía", "equipos de evacuación uterina" y "equipos de aspiración manual".

 

     5º.- El plan de suministros hospitalarios de UNICEF para 2007 donde no faltan, comprados por miles de unidades, los instrumentos para realizar abortos (pág. 2): 1.500 aplastacráneos Braun, 1.500 decapitadores Braun, succionadores, etc.

   UNICEF es esa respetable organización internacional que protege la infancia y se publicita con las fotos de niños vivos, cuando paradójicamente se dedica a matarlos. ¿No te dejes engañar por su propaganda falaz. No colabores de ninguna forma con UNICEF y, por supuesto, no vuelvas jamás a comprar sus tarjetas de felicitación en Navidad.

EL CONTINENTE DE LA ESPERANZA

EL CONTINENTE DE LA ESPERANZA

Rafael LÓPEZ-DIÉGUEZ 

 

   Recientemente ha concluido en Santiago de Chile el I Encuentro Mundial del Frente de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia, al que amablemente fui invitado en mi calidad de Secretario General de Alternativa Española (AES), pese a no ostentar cargo parlamentario alguno y, menos aún, ejercer como gobernante. Quizá la razón fuera la escasez de este “género” en España. Fue un Congreso lleno de ilusión y buenos propósitos, que inició la sesión con una Santa Misa y concluyó con una oración. Un Congreso donde todos los diputados, asambleístas, congresistas o gobernantes, incluso los de gobiernos de la izquierda, como es el caso del representante de Ecuador, con quien tuve el placer de compartir comisión, hablaron de su compromiso con Dios y de su obligación de trasladar a la vida pública tanto el mandato de la Ley Natural y la Moral Objetiva como el de nuestro Credo en materia de Vida y Familia.

 

   El Congreso analizó el origen de la cultura de la muerte identificando con nombre y apellidos las multinacionales del aborto y la eutanasia, tales como las Organizaciones dependientes de la ONU o las grandes fundaciones internacionales. Se explicó cómo a estos países hermanos en vías de desarrollo, las grandes potencias norte-europeas, suecas o inglesas, les niegan sus fondos estructurales si no apoyan la política antinatalista y proabortiva, y cómo, pese a la presión, ellos se niegan con la valentía que caracteriza a los pueblos nobles, y prescinden de esas ayudas en pro de la cultura de la vida. He conocido a parlamentarias valientes y convencidas de la necesidad de dar su batalla, de combatir las políticas feministas que destruyen su propia identidad, apartándolas de su principal compromiso que es el de su maternidad como pilar de la familia.

 

   He tenido la oportunidad de escuchar en boca ajena el discurso de AES; cada vez que alguien comentaba las materias que allí nos habían congregado, oía recitar nuestro decálogo. Por primera vez no me he sentido extraño en un foro de gobernantes y representantes parlamentarios. Hablábamos de lo mismo. Cuando alguno de los allí presentes se refería a su nación, la llamaba Patria y cuando miraba a los españoles, miraba a su madre Patria. Algunos parlamentarios me hablaron de su deber moral de defender su Patria conscientes de que la desmembración de la misma favorece la cultura de la muerte. El Gobernador del Estado de Morelo, en Mejico, explicó la política en su Estado a favor de la vida y la total ilicitud de cualquier acto contrario a la misma. La actual presidenta del Frente, la senadora argentina Liliana Negre, pronunció un discurso vibrante y lleno de emoción, sobre el deber de los parlamentarios en el mundo y la necesidad de globalizar la cultura de la vida.

 

   Podría escribir un libro lleno de elogios a los participantes de este Encuentro, pero es de justicia hacer mención especial a los anfitriones, al grupo de representantes chilenos que han conseguido que se sumen a este proyecto el 51% de los diputados chilenos (compárenlo con España), para de esta forma blindar la cultura de la vida en Chile; un discurso brillante del joven diputado de la UDI, José Antonio Kast Rist, padre de nueve hijos, comprometido, valiente y todo un ejemplo a seguir. Mención especial para el profesor Benjamín Correa, organizador del evento y padre de esta criatura maravillosa que es el Frente por la Vida y la Familia.

   Mi intervención se basó en trasladar la nefasta experiencia de Europa, y ponerlos sobre aviso ante la amenaza que se cierne sobre ellos y de esta forma adoptar medidas a tiempo –en este sentido, una de las conclusiones a las que se llegó es que en todas las ocasiones la forma en la que se inicia el proceso de destrucción de la cultura de la vida, es el mismo-. Enuncie tres amenazas en base a la experiencia española. La primera de ellas, la forma en la que el enemigo de la cultura de la vida se oculta, se transforma, se mimetiza con el terreno, dejas de verlo y terminas por encontrarlo sentado en tu mismo estrado, en tu mismo partido. La segunda, cómo la disciplina de partido podría ahogar su lucha quedándose en una minoría marginada del mismo. La tercera amenaza, frente a las políticas economicistas para dar solución al problema de la vida (también importantes), la necesidad de una revolución moral y cultural, en la que con rigor se vuelva hacia la defensa de la Ley Natural y la Moral Objetiva en pro de la vida y la familia, iniciándose este proceso en el seno de la misma.

 

   También advertí sobre lo que ha sucedido en España, donde la Píldora del día después, la criminal RU-486, la investigación con embriones, las uniones de homosexuales y la adopción de menores por parejas homosexuales no nos vinieron de la mano del PSOE o de un proyecto radicalmente opuesto a los Principios y Valores que allí se defendían, sino que fueron aprobados y/o regulados con el PP en el poder y con mayoría absoluta. A eso me refería cuando decía que el enemigo se transformaba y se mimetizaba y el gran riesgo de que la normalización de esta política contra-vida venga de la mano de proyectos como el del PP, otorgándoles carta de naturaleza, lo que hace que la sociedad los asuma como buenos al converger el interés de todos los partidos. A eso me refería cuando decía que la disciplina de partido podía ahogar sus expectativas. A eso me refería cuando decía que la solución no sólo pasa por guarderías y casas de acogida o por disponer de más dinero -repito, todo ello muy importante-, ya que la experiencia nos dice que pese a que vivamos en regiones privilegiadas y ricas, el aborto crece desmedidamente, como es el caso de Madrid, Valencia, Barcelona... Más que nunca hoy es necesaria una revolución cultural, volver a decir sí a la vida y rescatar para los padres la educación moral de nuestros hijos.

 

   Todo esto lo expuse en presencia de don Ángel Pintado, diputado del PP, por el que siento un gran afecto y a quien le honra su actitud en determinados debates parlamentarios, pero al que no se le escapa la verdad de mis planteamientos. Y lo hice porque, como así me lo habían manifestado en repetidas ocasiones, era lo que nuestros hermanos de Hispanoamérica esperaban de nosotros; era la obligación de los españoles que allí fuimos convocados. No fuimos a defender una posición institucional partidista indefendible, proponiendo que el próximo Congreso se celebre en Madrid (quizá para que Esperanza Aguirre les explique cómo se conciertan las clínicas abortistas o el cambio gratuito de sexo a los transexuales, ó mejor, para que el Sr. Gallardón pueda explicarles las ventajas de la distribución gratuita de la píldora del día después), nuestra misión en este Encuentro era llevar nuestra verdad a ese continente, tal y como lo hicimos hace más de quinientos años transmitiéndoles nuestra Fe, y ello para que siga siendo un continente de esperanza. Lo contrario sería el inicio de la verdadera leyenda negra.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

¿NO CREE USTED QUE UNICEF PROMOCIONA EL ABORTO?

¿NO CREE USTED QUE UNICEF PROMOCIONA EL ABORTO?


 
   Costaba creer que la UNICEF tuviera en su catálogo los aspiradores para realizar abortos, pero buscando en Internet "manual vacuum aspirator unicef" aparecen muchas cosas... Quien no se lo termine de creer, que visite estos enlaces:

-------------------------------------------------------------------------------------------------------
 

 

     1.- El catálogo del 2007 de "Durbin Clinic Sales", una empresa con sede en UK, contiene el MVA (Manual Vacuum Aspirator), en la sección de "Termination Equipment", que tiene el subtítulo "IPAS Manual Vacuum Aspiration Instruments". Está en la página 41 de 45. Se puede descargar el catálogo en PDF de: http://www.durbin.co.uk/images/cs/complete.pdf

   Como introducción a estos equipos, dice: Manual Vacuum Aspiration (MVA) is a simple and effective method for uterine evacuation. The procedure is 99% effective 5, with lower complication rates than D&C 6, quick to perform, gentle and patient-friendly.
A joint publication by WHO, UNFPA, UNICEF and the World Bank and endorsed by the International Confederation of Midwives and FIGO recommends MVA as the procedure of choice: "The preferred method of evacuation of the uterus is by manual vacuum aspiration. Dilatation and curettage should be used only if manual vacuum aspiration is not available."

   También tienen en su web el catálogo del 2006, en el que la sección de "Termination Equipment" ocupa sólo 1 página (en el del 2007 ocupa 2): http://www.durbin.co.uk/images/contaception/durbin_catalogue_06_v2.pdf

-------------------------------------------------------------------------------------------------------
 

 

     2.- En: http://www.rhrc.org/pdf/EmOC_ffg.pdf viene una foto preciosa en la portada, y la introducción suena muy bien, aunque es para despistar. En el Anexo 2a detallan el contenido del "Pre-packaged medical kits, UNICEF". El listado de todo lo que contiene el kit ocupa varias páginas, es muy extenso. Y sí, efectivamente contiene: 1 x 0791500 - Vacuum extractor, Bird, manual, compl/SET

   Este aspirador manual está incluido dentro del kit denominado "Obstetric, surgical kit, supplementary 2, equipment". También contiene numerosos forceps y espéculos, además de otro instrumento que me ha horrorizado: 1 x 0731000 - Hook, DECAPITATION, Braun, 310 mm 

   ¿Adivina Ud. para qué sirve ese instrumento?

-------------------------------------------------------------------------------------------------------
 

 

     3.- Directamente de la web de la UNICEF, concretamente de su división de suministros: http://www.unicef.org/videoaudio/PDFs/2007_bid_plan_medical_unit.pdf

   Entre los suministros para los que piden ofertas a los suministradores, están:

HOSPITAL EQUIPMENT
0760640 Pump, suction, foot-operated /EA Oct-07             3,750 units
0760605 Pump,suction,portable,220V,w/access Oct-07     2,100 units

Es decir, entre bombas de aspiración eléctricas y a pedal estiman que van a comprar, en octubre de 2007, 5850 unidades. Son estimaciones para los próximos 24 meses.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------
 

     4.- En el catálogo de suministros de UNICEF: http://www.supply.unicef.dk/catalogue/index.htm se incluyen los suministros "particularmente útiles" durante una emergencia:

 

Emergency items

UNICEF has identified the items below as being particularly useful during an emergency. However, this list is not exhaustive and other items can be ordered as part of an emergency response. In general, warehouse items (marked WH) are delivered faster than non-warehouse items (marked non-WH).

 List of Approved Emergency Items (PDF): http://www.supply.unicef.dk/catalogue/Emergency_%20Items.pdf 

 

   En este último PDF, se encuentra, en la lista de "Emergency Items", el 9908301 Obstetric,surgical kit,suppl.2-equipment WH. Recuérdese que éste es el kit que contiene los aspiradores manuales. Además, este kit está marcado como "WH", gracias a lo cual se suministra más rápido.

   Es decir, en caso de emergencia humanitaria, la UNICEF llega y, entre otras cosas (sin duda muchas positivas), realiza los abortos que sean necesarios. Está todo en el kit.

   Lamentable, pero cierto...

 

¡¡BOICOT A LAS TARJETAS NAVIDEÑAS DE UNICEF!!

ASÍ SE ABORTA EN ESPAÑA

ASÍ SE ABORTA EN ESPAÑA
  
   Sus promotores y defensores hablan de tópicos vacíos como "salud reproductiva" y "derechos de la mujer". En realidad se trata tan solo de un inmenso y muy lucrativo negocio; de un infame y crminal negocio. Si Ud. desea comprobar cómo se asesina impunemente en España, incumpliendo y rebasando los límites de la, ya de por sí, casi ilimitada ley de despenalización del aborto, LE INVITAMOS A CONTEMPLAR ESTE VÍDEO en el que se muestra cómo se asesina sin contemplaciones en una de las mal llamadas "clínicas" abortistas.
   La emisora Intereconomía TV introdujo una cámara oculta en el abortorio 'El Bosque' de Madrid. En 10 minutos, podrá comprobar cómo se cometen toda clase de irregularidades e incluso delitos:
  • ·        Los clientes pagan con dinero negro, y el negocio evade impuestos con plena desfachatez.
  • ·        Nadie comprueba la habilitación del médico abortista.
  • ·        Un socio de la clínica firma los certificados psiquiátricos que habilitan el aborto… por riesgo grave (¿?) para la salud psíquica de la madre.
  • ·        Una doctora reconoce que jamás se deja de cometer un aborto si la madre lo desea...

 

   Estos crímenes se cometen en España con impunidad, contando siempre con la pasividad - cuando no aquiescencia - de los poderes públicos y de todas las administraciones, sean éstas regidas por el Partido Socialista o el Partido Popular.
  
   Advertencia: el vídeo contiene imágenes explícitas del asesinato de un niño.


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

VERDADES INCÓMODAS Y MENTIRAS RENTABLES

VERDADES INCÓMODAS Y MENTIRAS RENTABLES

Miguel Ángel LOMA

 

   Al Gore, ex vicepresidente demócrata de EE.UU., premio Príncipe de Asturias y reciente Nobel de la Paz, está siendo merecedor de todos los reconocimientos mundiales gracias a su documental «Una verdad incómoda» (An Inconvenient Truth), obra premiada con un Oscar de Hollywood donde nos muestra una alarmante denuncia sobre los males del cambio climático producido por la civilización, y el infierno que nos aguarda de no modificar nuestros hábitos de consumo.

   Con tantos premios y reconocimientos (y los que aún le quedan por recibir) Gore se ha erigido en el mayor profeta del ecologismo progresista, lo que enfatiza más aún su incoherencia personal entre lo que predica y lo que hace, porque además de poseer una mina de zinc en Tennessee que produce altas cantidades de vertidos tóxicos, el consumo energético de su «modesta» mansión de veinte habitaciones y ocho cuartos de baño, es veinte veces mayor que el de la familia media norteamericana. Y eso que el hombre debe parar poco en casa porque anda por medio mundo difundiendo su oscarizado documental y dando conferencias como la que impartió el pasado mes de junio en Canarias por la módica retribución de 240.000 euros.

 

   Como en ecologismo progresista o en progresismo ecologista nadie gana a nuestro presidente Zapatero, su «Gobierno de España» (ese que cualquier día lanza una campaña publicitaria en la tele enseñándonos a utilizar el papel higiénico por ambas caras) acaba de gastarse 580.000 euros en la adquisición de 30.000 copias del documental de Gore para distribuirlas por todos los colegios españoles, una labor que ya se venía realizando entre los alumnos de secundaria de los colegios británicos y que provocó la denuncia del documental por un padre que no quería que a sus hijos les lavaran el cerebro (cosas de padres). Casualmente, el día anterior al que Gore iba a ser premiado con el Nobel de la Paz, se conocía el resultado judicial de aquella denuncia, y un juez de la Corte Suprema del Reino Unido sentenciaba señalando que, si bien las cuatro hipótesis del documental están apoyadas por la investigación publicada en respetadas revistas y de acuerdo con las últimas conclusiones del Panel Internacional del cambio Climático, cuenta con nueve errores científicos, amén de padecer un claro sesgo político, una visión alarmista, exagerada y unilateral, y un tratamiento apocalíptico que sienta como dogmas afirmaciones que no han sido contrastadas o que incluso han resultado rebatidas. Ocioso es advertir que, tras el sesgo político señalado en su sentencia por el juez británico, dicho documental ha recibido el espaldarazo definitivo para su visionado obligatorio por los críos españoles dentro de la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

   En resumen, que el documental de Gore, más que tratarse de una verdad incómoda, es una verdad a medias, o lo que es lo mismo: una mentira, pero mentira que está resultando sumamente rentable para algunos porque el tema mueve mucho, pero que mucho dinero; su difusión constituye un instrumento eficaz para sembrar la denominada «cultura del miedo». (Para una visión diferente sobre el temible cambio climático y de qué va eso de la «cultura del miedo», recomiendo la lectura de la novela de Michael Crichton titulada «Estado de miedo» (State of Fear), obra muy documentada y que, a diferencia de lo que sucede con la mayoría de best sellers de este autor, difícilmente veremos llevada a la pantalla porque no deja precisamente bien al mundillo de Hollywood).

  

   Y es que, en nuestro tiempo, saber que nos encontramos ante una auténtica verdad incómoda es algo relativamente fácil de comprobar, porque el efecto que produce su denuncia, haya o no documental de por medio, actúa en sentido adverso de lo que está sucediendo con Gore: ni premios, ni reconocimientos, ni conferencias millonarias, ni apoyos del progresismo, ni Oscar, ni Nobel de clase alguna, sino todo lo contrario.

   Si alguien quiere descubrir una verdad incómoda de alcance mundial, yo le brindo la siguiente: el macabro negocio del aborto aceptado socialmente como una conquista de la humanidad y vendido como un avanzado derecho a la salud. Esa sí que es una verdad incómoda y de efectos devastadores con los seres humanos más indefensos, que el ecologismo progresista bendice y promociona con toda paz.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres