Blogia
Bitácora PI

HACIA NUEVOS EQUILIBRIOS REGIONALES

HACIA NUEVOS EQUILIBRIOS REGIONALES

Carlos A. PEREYRA MELE

 

   La crisis de este mundo de la usura internacional conocido como "Sistema Financiero Mundial", está ocultando el Nuevo Orden Mundial que se esta gestando.  Seguramente de esta crisis financiera  global se saldrá  con un severo ajuste que causara vencedores y vencidos. En esto de crisis financiera, los argentinos tenemos el "extraño" privilegio de haberlo sufrido en carne propia y saber quiénes fueron sus ganadores y los perdedores, cuando miles de "ahorristas" fueron acorralados por el  "sistema". Hoy, que el desmadre se manifiesta en el corazón del sistema financiero global en USA y que, seguramente allí también, lo pagaran los contribuyentes norteamericanos y los países dependientes del mismo. De lo que podremos estar seguros es que nada será igual que antes, parafraseando a la película "El Padrino", cuando el intérprete principal aclara que de tiempo en tiempo debe estallar una guerra entre familias mafiosas para rearmar el sistema y establecer a los nuevos padrinos; a eso mismo estamos asistiendo en el campo de las finanzas especulativas.

 

   Pero mas allá de no conocer hasta dónde afectara la crisis financiera, lo que es seguro, es que las relaciones internacionales serán distintas, y de que varias naciones que fueron consideradas muertas hace apenas pocos años, hoy no sólo gozan de muy buena salud, sino que se plantan al hegemon estadounidense y limitan el proyecto de un mundo unipolar que intentaron imponer, también podemos afirmar que el mundo rápidamente se direcciona hacia un nuevo sistema global donde la multipolaridad será el marco de las relaciones interdependiente de los grandes bloque mundiales continentales. EE.UU. seguramente pasará a tener el rol de "primus inter pares", y que su declinación si es ordenada como lo fue el imperio ingles, podrá por un largo tiempo mantener ese rol en el nuevo orden mundial.

 

   En este mundo cambiante, lo importante es saber cómo será la nueva estructura mundial y cómo afectarán a nuestro continente suramericano los cambios que se avecinan. En este marco la estrategia del continente en darse organismos regionales (MERCOSUR ampliado y mas recientemente el UNASUR), sin la ingerencia de USA, están dando los resultados para los que fueron creados y que fueron ácidamente criticados por los interpretes locales del pensamiento único y lo políticamente correcto. Ante esta nueva realidad, mas allá de lo que se resuelva con el sector financiero mundial, las tensiones geopolíticas se profundizarán, y esto nos da un primer elemento a tener en cuenta: EE.UU. considera al caribe su Mare Nostrum y a los países al sur del río Bravo su "patio trasero". Y esta situación se nos puede transformar en riesgosa ante la segura retirada de USA de las regiones donde esta enfrentando graves dificultades para consolidarse (Afganistán e Irak) y las nuevas estructuras que le discuten su influencia y poder, como es el caso de la alianza de las naciones Euroasiáticas (Rusia y China), que se están transformando en nuevos bloques económicos continentales.

 

   Esto nos debe alertar porque seguramente la nueva administración de USA, que reemplazará a Bush y a los Neocon intentará garantizarse su retaguardia controlando a su "mare nostrum" y el "patio trasero" y para ello seguramente intentará seguir adelante con el proyecto de los TLC en lo económico; en lo político tratando de impedir la unificación continental del sur, apoyando a fuerzas políticas que le sean afines a su interés, como es el caso del apoyo dado a las elementos separatistas en Bolivia donde la injerencia del ex embajador de USA en La Paz fue escandalosa, y no nos debe extrañar que ahora recurran al mismo expediente contra el Presidente Correa al empezar una campaña de autonomía de la región del Guayaquil, luego del abrumador triunfo del plesbicito que aprobara la reforma constitucional el domingo próximo pasado (como en las viejas películas: cualquier coincidencia con la realidad es pura casualidad).

   Pero atención que si estos dos elementos antes mencionados no cumplen sus objetivos siempre queda el recurso de la fuerza militar y para ello conocemos cuál es el rol que tiene establecido para nuestro continente el Comando Sur de EE.UU. y la recientemente puesta en funciones de la IV Flota, que despertará la mayor de las críticas no sólo de países como Venezuela o Bolivia, sino también de Brasil y Argentina que han exigido aclaraciones al gobierno de Bush y el rechazo a este medio bélico instalado en nuestra área.

 

   Ante este marco global nuevo dos temas debemos analizar: uno es  la propuesta de instaurar un  sistema de defensa continental que incluya a los sistemas de defensa de los países que lo integramos, y que es la respuesta suramericanas a un sistema defensivo como el TIAR que no nos sirvió ni sirve y que será un respaldo a las decisiones políticas del UNASUR, que ya vimos que permitió encauzar el grave conflicto interno en la Republica de Bolivia.

 

   El otro tema que se nos plantea también desde el Hegemon Norteamericano es una agenda, que se esta queriendo imponer a través de los medios de comunicación masivos que controlan, de que estamos ante una supuesta carrera armamentística en Sur América. Hace dos semanas atrás un conocido comentarista del pensamiento hegemónico desde Miami, Andrés Oppenheimer, instaló el tema y muy especialmente haciendo hincapié en las recientes adquisiciones de material bélico por parte del Gobierno del Presidente Hugo Chávez Frías, principalmente a la Federación Rusa. Para ello forzó a sus invitados a que confirmaran la supuesta carrera armamentística, cosa que no pudo lograr, salvo en la opinión del ministro de Defensa de Colombia que hizo declaraciones y gestos de preocupación por el reequipamiento de las Fuerzas armadas Venezolanas, pero quien tuvo un rol destacado en contrarrestar esta idea de carrera armamentística en Suramérica fue el Ministro de Defensa de Brasil Nelson Jobim, que explicó cuáles eran los fundamentos de la idea de una Junta de Defensa Regional y de la importancia que tenía para el desarrollo tecnológico de los países el contar con una industria de defensa propia. Igualmente en el cierre del programa televisivo (que se retransmite a todo el continente), el periodista antes mencionado sostuvo la tesis de carrera armamentística suramericana y que sería mejor que nuestros países destinaran esos 40.000 millones en compra de armamento a cubrir las necesidades sociales de los pueblos de la región. Lo que pasó por alto el señor Oppenheimer, es que el gasto de defensa de USA en 2007 representó el 49% del gasto mundial y que dentro de este gasto se encuentra el mencionado Comando Sur y la IV Flota.

 

   Lo nuevo que se plantea desde el Hegemon como un peligro continental, son las transferencias de tecnologías bélicas de Rusia a Venezuela, y la realización en el mes de noviembre de maniobras militares conjuntas de las flotas de Venezuela y Rusia en el mar Caribe. Sobre este tema empezaron a correr ríos de tinta en los diarios y horas en tele noticieros que intentan plantear esta decisión soberana de Venezuela de realizar maniobras militares con quien crea conveniente para mejorar su capacidad militar, presentando las mismas como el resurgir de una nueva versión de la Guerra Fría. Toda esta dialéctica confusionista parte de los medios que le son funcionales al sistema industrial militar de USA; trata de confundir a la opinión publica y oculta que el mundo está en camino a un Nuevo Orden Mundial multilateral, que no será el unipolar que planificaron los Neocon desde Regan hasta los Bush, y que defender el interés nacional ante un mundo donde las relaciones internacionales se han militarizado fuertemente, es de buen criterio. Y que para ello deberemos establecer alianzas que equilibren el desmesurado impacto de una potencia militar como los Estados Unidos de Norteamérica que diseña su política exterior en base a unas fuerzas armadas gigantescas y un sistema de bases militares a nivel global.

   Por ello es conveniente, para seguir en este proceso de integración y desarrollo de nuestra Suramérica, poder establecer sistemas de equilibrio multilaterales que nos permitan alcanzar el objetivo mayor que es el de transformarnos en un nuevo bloque económico continental, y para ello también es necesario empezar a elaborar una doctrina de Defensa propia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres