Blogia
Bitácora PI

CRISIS MUNDIAL O CRISIS DE UN MODELO

CRISIS MUNDIAL O CRISIS DE UN MODELO

Carlos A. PEREYRA MELE

 

   Hace varios años que en distintos artículos e investigaciones del CEES venimos denunciando sobre la enloquecida carrera por consolidar una globalización asimétrica que sólo favorece a los detentadores del poder imperial y que bajo la ideología del neoliberalismo se implementara esta locura. Pero esta teoría fatalmente entraría en crisis al ser en general sólo juegos especulativos y no actos productivos de la economía real. También dijimos que si Argentina y América del Sur no se plantean una estrategia independiente de neto corte continental el futuro por la riqueza de nuestros recursos tanto energéticos, alimentarios y minerales, serían en vez de nuestra tabla de salvación, nuestras mayores desgracias como los acontecimientos que viven los pueblos de Medio Oriente o África. Por ello es urgente la implementación de planes de salvación de nuestros pueblos, sus economías y los recursos naturales. (Ver: "Nuevos escenarios mundiales en el siglo XXI")

   Hoy la crisis de las bolsas no es algo pasajero como nos decían hace tres meses funcionarios de la Reserva Federal de USA, o que era una crisis de crecimiento de USA (?),  como decía el analista internacional menemista  Jorge Castro en su sitio web y otros economistas defensores de la globalización anglosajona. Ahora la realidad estalla y empieza a verse el costado más vulnerable, cual es el de la "especulación" financiera, pero no nos equivoquemos. La matriz del sistema basado en un dólar como eje de toda las transacciones comerciales y el control del petróleo por el mismo grupo, que además se complementa con los grandes grupos bancarios de USA, está en "crisis"; el Citi Bank y el Boston Bank (Rockefeller Group y Morgan Group), los que manejan el mercado financiero yanqui y del petróleo están recibiendo a esta hora "subsidios de el estado norteamericano porque si no ya tendrían que hacerle un "corralito", por un retiro masivo de fondo de los mismos. La crisis hipotecaria es la punta del iceberg, pero como en un dominó van cayendo los demás elementos de esta gigantesca burbuja económica inflada por la especulación.

   Desde que empezó la crisis, EE.UU. ha inyectado 800.000 millones de dólares para detener la debacle y no sólo estos últimos 145.000 millones declarados que anunció el viernes Bush y que nadie le creyó y por ello las bolsas cayeron el lunes. Hoy la CNN, parte del sistema comunicacional globalizador del imperio, con el patético periodista económico Ernesto Padilla explicaba que la bolsa solo había caído casi un 2 % pero que a la mañana había empezado la rueda con perdidas superiores al 4%. Igualmente el dólar se sigue depreciando con relación al euro y otras monedas y fundamentalmente con el oro. El control del petróleo no lo tiene tan fácilmente, (Rusia, Irán y Venezuela no están bajo el control de USA), la guerra que según el mismo Bush va a ser "infinita" esta dando síntomas de cansancio en el pueblo norteamericano, además del descomunal déficit del estado para mantener las conquistas realizadas.

   En nuestra región el primero en ser golpeado es Chile, el hijo predilecto del neoliberalismo, con el tema de las AFJP y los precios ligados al dólar gracias al TLC firmado con EE.UU. Por eso también dijimos que si los suramericanos y argentinos en particular no teníamos un pensamiento estratégico auténticamente suramericano la crisis del sistema globalizador nos causaría mayor daño. (Ver: "Hacia la búsqueda de un autentico Pensamiento Estratégico para Argentina").

 

   Lo que deben comprender los denominados inversionistas de este mundo financiero virtual, es que no es simplemente problema de hipotecas y tasas de interés, sino una gran crisis de deudas en todos los niveles, incluso la del gobierno de USA. Esto es sólo el principio y se avanza sobre los otros mercados engarzados al mismo. Ya es vox pupuli que estamos ante una recesión severa y una gran depresión. Esto se debe a que el "sistema" jamás tuvo en cuenta las desigualdades e injusticias que desarrollaba al aplicar sus recetas y que en el fondo solo hizo eje en la especulación financiera y no en la economía real y sus problemas concretos. Además el proyecto se basó en una lucha sin medir consecuencias por el control de los mercados y los recursos naturales del planeta, y esto genero resistencias a ese plan hegemónico que aportó mas anarquía a la economía mundial de la cual son los responsables los neocon de USA y sus aliados Inglaterra, Israel, Japón y la Unión Europea, para mantener sus sociedades de consumo a cualquier costo.

 

   Lo antes planteado lleva a que el periodista Eduardo Andrade esquematice la situación actual con la siguiente descripción: "Finalmente cabe agregar que la situación económica mundial está supeditada actualmente a la pugna por el control de los mercados, el control de los recursos naturales (eje anglosajón israelí, Japón, UE, versus China, Rusia, India, Asia), en especial los energéticos, le suman los problemas derivados de la producción de alimentos, el cambio climático, los problemas relacionados con la falta de agua dulce, la carrera armamentista, el crecimiento de las actividades delictivas y criminales, la corrupción y el desprestigio de la autodenominada clase política en los más diversos lugares del mundo. De allí que algunos expertos económicos internacionales señalan que la única forma de superar la crisis del capitalismo neoliberal es con medidas geopolíticas efectivas, como se suele decir...". A buen entendedor pocas palabras... la guerra a escala global.

   Otro especialista, el economista argentino Fernando del Corro, periodista, historiador y docente de la facultad de Ciencias Económicas de la UBA expresa sobre este tema: "La gestión de este Bush se caracterizó por desatar un hiperconsumo desenfrenado. Algo sólo posible mediante el endeudamiento ilimitado, como ya se mencionara. Dentro del esquema se desarrolló la muchas veces comentada "burbuja inmobiliaria". Las hipotecas no fueron sólo para compras de bienes sino para jolgorios varios".

 

   Finalmente debemos ser reiterativos a pesar de que se dice que los países productores de agroalimentos y de recursos energéticos serán los que mejor puedan soportar esta crisis. Es que no debemos dejar de tener muy en cuenta que sólo la planificación del Estado y el plantearse una política flexible económica y no ortodoxa liberal y que esta planificación esté basada en la idea de un país productivo y no meramente especulativo y que la misma se inscriba en la incorporación de los mercados regionales como la mejor alternativa para escapar a las trágicas consecuencias de esta crisis recesiva de EE.UU., de la cual la Argentina tiene su peor recuerdo cuando nos estallo el globo de la convertibilidad dentro del esquema globalización impuesto por el consenso de Washington en el 2001.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres