Blogia
Bitácora PI

HORAS DECISIVAS EN EL PERÚ ( 2)

HORAS DECISIVAS EN EL PERÚ ( 2)

Jorge GARCÍA-CONTELL

 

  Una vez escrutado el 98% de los votos, puede afirmarse que será el expresidente Alan García (Partido Aprista - Alianza Popular Revolucionaria Americana) quien se enfrente con Ollanta Humala (Unión por el Perú - UPP) en la segunda vuelta de las elecciones peruanas, tras aventajar por escasas décimas de diferencia a Lourdes Flores de Unidad Nacional. Conviene recordar que en los comicios del pasado 9 de abril no sólo se disputaba la Presidencia de la República pues también se renovó la asamblea parlamentaria. La fragmentación del nuevo hemiciclo y la ausencia de una mayoría sólida condicionarán decisivamente las decisiones presidenciales en esta nueva legislatura, con independencia de quién llegue a ser el nuevo ocupante de la Casa de Pizarro.

 

  Alan García Pérez, respaldado por algo más de un 24% de los votantes, es un veterano en la escena pública peruana pues ya fue Presidente del Perú de 1985 a 1990. Su quinquenio de gobernación se recuerda como un periodo turbulento y conflictivo: animado desde su inicio por el afán de conquistar la soberanía nacional sobre los recursos naturales y financieros en beneficio de la inmensa mayoría desfavorecida de peruanos, no obstante su gestión acabó resultando muy poco afortunada y de graves consecuencias económicas para el Perú. Congeló los depósitos bancarios en dólares y con esta medida desincentivó el ahorro y minó la confianza en el sistema financiero. Decretó una moratoria unilateral de la deuda externa durante los dos primeros años de su mandato pero, en lógica consecuencia, cerró al país las puertas de los organismos internacionales y dio comienzo la época de la hiperinflación. Intentó nacionalizar la banca y las compañías de seguros, aunque la medida quedó paralizada y frustrada ante los Tribunales de Justicia. Los servicios públicos en general, desde la telefonía hasta el suministro de agua potable, se deterioraron vertiginosamente hasta niveles de ineficacia nunca antes conocidos. El terrorismo marxista-leninista-maoísta de Sendero Luminoso alcanzó su punto álgido en aquellos años, golpeando reiteradamente y placer mediante voladuras de instalaciones energéticas, secuestros y coches bomba: literalmente llegaron a dar jaque al Estado. A lo largo del anterior mandato de García la inflación creció un 2.178 % (no es una errata: dos mil ciento setenta y ocho por ciento) y su consecuente azote devastó la ya castigada sociedad peruana: desaparecieron las reservas internacionales (US$ -105 millones) del Banco Central de Reserva; la deuda externa creció de US$ 13.000 millones a US$ 20.000 millones; el número de las familias pobres se triplicó, pasando del 16% al 45%; uno de cada dos niños en edad escolar tenía desnutrición crónica (48%); siete de cada diez peruanos estaban subempleados; Un millón de puestos adecuados de trabajo se perdieron; las exportaciones cayeron un 16% en términos reales; los agricultores y campesinos peruanos se empobrecieron porque la producción cayó un 13% mientras aumentó la importación de alimentos en un 48%. A todo ello habría que añadir un rosario de escándalos de corrupción de altos cargos apristas en el que no falta la implicación del propio expresidente: la actual Fiscal de la Nación presentó una denuncia por enriquecimiento ilícito, amén de otros cargos, contra Alan García.

 

  Ollanta Humala Tasso, receptor del 30’7% de los votos, es el segundo de los siete hijos de Isaac Humala, fundador del "etnocacerismo", ideología nacionalista tanto en cuanto pueda ser compatible un fenómeno esencialmente moderno como el nacionalismo con la exaltación y mitificación de la época incaica. El nombre Ollanta significa "guerrero que todo lo mira". El etnocacerismo propugna que el poder sea detentado por indígenas y mestizos - mayoría de la población - en detrimento de los criollos blancos, lo cual no deja de ser el envés de la discriminación racial clásica pero no menos racista.

  Oficial del Ejército, actualmente retirado del servicio activo, en 1992 combatió contra los núcleos guerrilleros de Sendero Luminoso en Tingo María y desde aquella época se le acusa de haber cometido diversos atropellos y violaciones de los derechos humanos de la población civil, si bien hasta la fecha no han podido presentarse pruebas concluyentes. En octubre de 2000, auxiliado por su hermano Antauro, también militar, y al mando de un grupo de soldados y reservistas asaltó la mina de Toquepala (Tacna) para exigir la renuncia del Presidente Fujimori. Su indigenismo racialista y sus furibundas diatribas antioligárquicas han de ser consideradas sui generis. Inicialmente fue acusado de xenofobia, en noviembre y diciembre de 2005, por los dirigentes de la Asociación Judía del Perú. Tras una reunión de Humala con Isaac Mekler, presidente de dicha entidad, fue exonerado por éste de las sospechas de "antisemitismo", hasta el punto que el propio Mekler se unió a la candidatura de Humala en la UPP. Posteriormente se ha hecho público que la principal fuente de financiación de la campaña de Humala proviene de la fortuna de Isaak Galski, propietario de una gran flota pesquera y de la mayoría de las industrias conserveras del país e igualmente mantiene una estrecha relación con otro empresario israelita: Salomon Lerner Ghitis, quien a su vez mantenía sólidos vínculos con el siniestro Vladimiro Montesinos.

  En febrero de 2006 anunció su intención de legalizar el aborto, lo que le valió la condena de la Iglesia católica, aunque con actitud heterodoxa dentro del progresismo contemporáneo ha tildado a un periodista crítico de "maricón", al tiempo que le amenazaba con "fusilarlo". Su estrecha relación con los actuales presidentes de Venezuela y Bolivia, súmamente críticos hacia la Comunidad Andina de Naciones (Hugo Chávez ya ha solicitado el abandono venezolano de dicha institución) extiende las dudas sobre la supervivencia del órgano de integración regional. Humala participa plenamente de la retórica antiliberal de Morales y comparte con él similares proyectos de recuperación del control de los recursos naturales. Similares incluso en su inconcreción y difusa vaguedad. Se opone a la reciente firma del TLC con los EE.UU. por el presidente saliente, Alejandro Toledo. Personalmente saludaríamos con entusiasmo esta actitud si tuviera visos de provenir de un espíritu verdaderamente patriótico con vocación de integración iberoamericana. El inquietante perfil humano y político del candidato Humala nos hacen recibir con suma prevención sus iniciativas, sobre todo cuando parecen encajar a la perfección en el cada vez más consolidado engranaje Castro-Chávez-Morales.

  El futuro del Perú está en manos de uno de estos dos hombres. Una disyuntiva de acero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres