Blogia
Bitácora PI

¿A QUIÉN BENEFICIA?

¿A QUIÉN BENEFICIA?

Eduardo ARROYO

 

  Cuando los traidores objetivos que promovieron en todo el mundo la guerra de Irak estaban en el apogeo de su propaganda, los auténticos conservadores americanos advirtieron de todo lo que ha sucedido después.

  Avisaron de que, pese a que Sadam era un personaje reprobable, era una guerra innecesaria que radicalizaría al islam, aumentaría el terror en todo el mundo y colocaría al principal valedor de Occidente en una situación de compromiso, en medio de una población que, lejos de anhelar la democracia, les odia cada vez más. Para colmo, los "liberados" han acabado votando un gobierno proiraní y antioccidental. El asunto de la democratización de Oriente Próximo, se dijo entonces, era una absurda utopía.

  Hoy desgraciadamente ya se sabe que es así, de manera que los principales valedores de gobiernos integristas islámicos son, paradójicamente, los EE.UU.

 

  ¿Es ahora diferente con Irán? Mohamed El Baradei ha dicho a Newsweek que actualmente no hay un "peligro claro" y Con Coughlin, el experto del Daily Telegraph en seguridad militar admite que a Irán le faltan entre 3 y 8 años para fabricar su primera bomba. Frente a esto Israel tiene 200 cabezas nucleares y los EE.UU. miles.

  ¿Cuáles serian entonces los costos de una acción militar? Los EE.UU. pueden destruir los nichos nucleares iraníes en 48 horas con misiles Cruise y bombas inteligentes. Pero Irán tendría tiempo de disparar sus misiles Sahab contra Israel y las tropas americanas y contra pipelines petrolíferos. Se detendrían las exportaciones de crudo iraní y el barril de petróleo alcanzaría 150 euros. El número de terroristas suicidas en un Occidente minado por la balcanización multiétnica podría multiplicarse por cuatro y la supuesta solidaridad prooccidental de países como Turquía se vería muy seriamente cuestionada. Dos balas certeras a Musarraf y a Karzai pondrían a Pakistán y a Afganistán en pie de guerra, con las tropas americanas esperando un nuevo Little Big Horn. Una recesion mundial, de consecuencias imprevistas, seria una posibilidad muy real.

  ¿A quién beneficiaría esto? ¿Merece la pena cuando los EE.UU. y sus aliados han negociado y diseñado políticas diplomáticas con Mao, Stalin –su viejo aliado- Castro, Breznev o Andropov? ¿La administración Bush o, en España, El Instituto Elcano, el diario ABC, o FAES, por citar algunos miembros del Partido de la Guerra, buscan sinceramente defender los intereses occidentales? El peligro islámico es muy otro: el PIB de los 22 países islámicos no suma el de España. El Islam no es para nosotros un peligro estratégico sino un peligro demográfico que avanza en nuestras ciudades y busca imponer sus creencias a una población ideológica y moralmente desarmada por gobiernos de izquierda y de derecha. En estas condiciones, Occidente lo último que necesita es una guerra con Irán, a menos que nos ataque, porque el verdadero enemigo está dentro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

el cid -

sinceramente,no creo que el islam sea ningun peligro para occidente,ni siquiera por la cuestion demografica.

La cuestion esta sobre la legislacion de los paises occidentales para neutralizar cualquier posible peligro o alteracion del orden publico en las comunidades residentes en europa.
Bastaria con controlar adecuadamente las mesquitas para detectar cualquier predica contra los valores de occidente que puedan conducir a enfrentamientos o alteraciones de orden publico,y luego,instituir leyes civiles adecuadas para en caso de delincuencia comun,o alteracion de nuestras normas sociales de convivencia,puedase sin ninguna dilatacion,expulsarles inmediatamente,puesto que las carceles europeas estan mayoritariamente ocupadas por extracomuitarios,lo mejor es que una vez condenado,se lo expatrie a su pais de origen.

De aplicarse esta politica,seguramente se lo pensaran muchisimo mas antes de delinquir,o tener conductas antisociales que producen enfrentamientos entre comunidades.

Varias veces pude comprobar comportamientos sexistas y ofensivos hacia mujeres europeas por parte de jovenes arabes en lugares publicos,playas,autobuses,metros,etc.estas conductas deben ser sancionadas,las autoridades deben hacer respetar la convivencia y nuestra cultural manera de vivir,si a ellos no les gustan nuestras reglas sociales,muy bien,que se marchen a sus paises,lo que no debemos admitir,es que estando en nuestras casas,paises,quieran establecer costumbres de sus paises a los ciudadanos europeos,esto no lo acepto de ninguna manera.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres